Blog

¿Conocías estas propiedades del aceite de oliva?

¿Conocías estas propiedades del aceite de oliva?

¿Sabías que el aceite de oliva ayuda contra la inflamación, el estrés oxidativo o el riesgo cardiovascular provocados por el envejecimiento? En los últimos años, numerosos estudios científicos acerca de las propiedades del aceite de oliva han desvelado innumerables beneficios relacionados con su consumo.

Un ejemplo de ello es el reciente estudio realizado por un equipo de investigadores en el Departamento de Biología Celular, Fisiología e Inmunología de la Universidad de Córdoba, en el que demuestran que el aceite de oliva presenta un efecto protector contra ciertas enfermedades. Concretamente, en dicha investigación se estudió cómo afecta el aceite de oliva a las proteínas plasmáticas de ratas, tanto jóvenes como viejas, a las que se les alimentó con dietas que utilizaran como fuente grasa el aceite de oliva o de girasol.

Así, se comprobó que en las ratas alimentadas con aceite de oliva se redujeron los niveles plasmáticos en:

  • Proteínas de fase agua, presentes en los procesos inflamatorios.
  • Proteínas presentes en situaciones de estrés oxidativo que ocasionan daño a las células
  • Proteínas relacionadas con la coagulación de sangre, el riesgo cardiovascular, el metabolismo o el transporte de lípidos.

Aunque ya lo decían nuestros abuelos. Un buen aceite de oliva nunca puede faltar en la cocina.

Propiedades del aceite de oliva

A continuación, vas a descubrir algunas de las propiedades del aceite de oliva más relevantes para nuestro organismo y nuestra salud en general.

Potencia el sistema inmunológico

Uno de los beneficios más importantes y que se han verificado es que es un perfecto aliado contra infecciones bacterianas y víricas. Esto es gracias a que el aceite de oliva aumenta la cantidad de células que participan en el proceso defensivo de nuestro cuerpo, aportando una mayor resistencia ante agentes patógenos externos.

Favorece la circulación

Incluir aceite de oliva virgen extra en nuestra dieta ayuda a disminuir el 66% el riesgo de sufrir problemas de circulación en piernas y brazos.

Mejora la función digestiva

Gracias a las propiedades del aceite de oliva, se consigue reducir la secreción gástrica, lo que ayuda a evitar digestiones pesadas.

Ayuda a controlar el colesterol

Gracias al ácido oleico de la serie Omega 9 presente en el aceite de oliva se consigue reducir los niveles de colesterol LDL (malo) e incrementa los del colesterol HDL (bueno).

Combate el estreñimiento

Su efecto natural laxante ayuda a regular el tránsito intestinal. Con una cucharita en ayunas podrás combatir el estreñimiento.

Rico en vitaminas A, D, E, K

Entre las vitaminas que encontramos en el aceite de oliva destacan:

  • Vitamina A: ayuda a prevenir infecciones, al desarrollo de la vista y al mantenimiento de los huesos y de los tejidos blandos.
  • Vitamina D: ayuda a regular y absorber el calcio y el fósforo en la sangre.
  • Vitamina E: nos protege de bacterias y virus al mismo tiempo de ser el mejor antioxidante, previniendo el envejecimiento.
  • Vitamina K: además de ser una fuente necesaria para el crecimiento y cuidado de los huesos, regula la coagulación de la sangre.

Ayuda a perder peso

El aceite de oliva ayuda a acelerar el metabolismo y a eliminar grasas no saludables. Además, reduce el apetito gracias al ácido oleico que contiene. Sin embargo, debemos realizar un consumo responsable para que sea beneficioso.

Tonifica e hidrata la piel

Su alto contenido en vitamina E (antioxidante) hace del aceite de oliva el perfecto cosmético natural. Además, dará vitalidad a nuestro cabello y dureza a nuestras uñas.

Mejora la memoria

Las vitaminas E y K presentes en el aceite de oliva son esenciales para nuestra salud cerebral. Protege la capacidad de aprendizaje, la memoria y reduce el riesgo de padecer Alzheimer. Además, los polifenoles del aceite son componentes naturales que, gracias a su gran capacidad antioxidante, protegen el cerebro y a nuestras células de la oxidación causada por toxinas y radicales libres, retrasando su envejecimiento.

Previene la aparición de determinados de cáncer

Las enzimas del oleocantal, un polifenol natural, provoca la muerte de la célula cancerosa sin alterar el resto de células sanas. Además, es realmente beneficioso frente al desarrollo de tumores de próstata, colon, intestino y de mama.

Retrasa el envejecimiento

El aceite de oliva retrasa el envejecimiento gracias a su efecto antioxidante derivado de los polifenoles y sus vitaminas E y K, capaces de conseguir que las células envejezcan más tarde.

Ayuda a controlar la diabetes

Favorece el descenso de triglicéridos al mismo tiempo que ayuda a controlar niveles de glucosa en pacientes diabéticos.

Alivia dolores articulares

El oleocantal, un compuesto natural antiinflamatorio, reduce los dolores de nuestros músculos y articulaciones.

 

Todos estos beneficios del aceite del oliva van muy de la mano con la calidad del mismo, la cantidad que consumes y la forma de utilizarlo. Lo recomendable es una ingesta diaria de tres a seis raciones. Aunque todo dependerá de la situación de cada uno, ya que, si sufren obesidad o están bajo tratamiento diabético, deben controlarlo. Y, sobre todo, adquiere siempre aceite de oliva de alta calidad para conseguir adquirir todas estas propiedades.

En la cocina mediterránea, el aceite de oliva es fundamental. Para ensaladas, guisos, o incluso freír. Es el aceite más recomendado para freír, puesto que, mantiene sus propiedades a altas temperaturas.

Categorías

Utilizamos cookies para darte la mejor experiencia en nuestra web. Política de privacidad. Política de cookies

Entrar

Megamenu

Tu Carrito

No hay productos en tu carrito.